Jueves, 09 de julio de 2009

Ya han sido muchas las palabras bautizadas de letras que han quedado fijadas en estos  y otros  papeles que vuelan a veces sin control por entre los hogares con alguna que otra tímida lectura.

El aeropuerto, del cual poco se ha escrito, especialmente en los medios locales y menos se ha dicho, se convertirá en tema principal de nuestro convivir. Manifiesta claramente, eso sí, desde el ostracismo con el que desde las instancias políticas de quienes nos representan nos conceden cada día, los modos y maneras de quienes nos gobiernan y de quienes ¿aspiran a hacerlo?

Desgraciadamente el PSOE de Navalcarnero nunca ha dicho nada sobre este asunto, ni una pequeña línea en su boletín propagandístico, muy al contrario ha hecho muy suyo el dicho de: “en boca cerrada no entran moscas”. Muchos dirigimos las miradas hacia ellos, con la esperanza de recibir ese primer apoyo o aliento contra esa diantre infraestructura.  

Desgraciadamente la realidad esperada, tal vez por ser soñada, obtuvo como respuesta la más increíble: el silencio. Se ha impuesto en Navalcarnero la hura del cobarde.

-Para unos –PSOE- consiste en esperar acontecimientos, mancillando su propio poder de decisión demostrando más que nunca la mordaza que desde las filas centrales se les impone perdiendo toda capacidad de respuesta, firme y decidida. Carroñera actitud podríamos definir para quien espera desde la hura del cobarde, escrutando con alevosía, la rentabilidad electoral o de partido en términos siempre de beneficios dejando que sean otros, en este caso los propios vecinos agrupados –algunos- a la plataforma “No al aeropuerto” curiosamente integrada entre otras  por algunas agrupaciones socialistas, quienes inicien  una lucha por lo que consideran una ignominia.

-Para otros –PP- acatar mansamente y sumisamente las directrices impuestas que desde las instancias erigidas  en los pedestales de la insolencia llegan hasta quienes, con el poder en este pueblo, explayan su particular salmodia, sin concesiones a la duda, desempolvando un pútrido discurso para defender lo que ni siquiera ha sido estudiado, lejos siquiera de acoger en sus mansos pensamientos el titubeo que azogue en sus ralas neuronas chispas de una preocupación ante tal ejercicio desmesurado de imaginería en el que han convertido un aeropuerto en aeródromo.

Ya son muchas las críticas realizadas por este ínfimo proceder pero ya se sabe que los políticos son individuos en su mayoría anclados en un pasado, que lo proyectan sobre un futuro irreal, cuya realidad es una pantomima del presente.

 


Tags: navalcarnero, opinión

Publicado por amdyaz @ 1:48
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Averroes_Lobezno
Viernes, 10 de julio de 2009 | 0:11
S? que habr? muchos problemas derivados del aeropuerto, pero si, ahora mismo, alguien me pudiera decir cuantos puestos de trabajo va a crear. Aunque fuese uno s?lo y se tratase de ser recepcionista o se?ora de la limpieza ?Quien ser?a capaz de decir que no al aeropuerto? un obrero lo que quiere es trabajar, mantener a su familia y vivir lo m?s dignamente posible y si para eso tiene que soportar ruido... ?Crees sinceramente que no lo har?n? Tal vez en otras circunstancias no pero en las que nos encontramos...
Publicado por Averroes_Lobezno
Viernes, 10 de julio de 2009 | 0:29
Respecto a lo que has escrito sobre el PSOE, parece que dicho partido pol?tico esta sujeto a una infantiloide ley del silencio que le impide criticar algunas delas gestiones realizadas por el poder ejecutivo local, ?Tal vez, algo que esconder se?ores socialistas?. Bueno sigan anclados en su mundo de color ?rojo o verde? perdiendo votos, que seguro eso le va a hacer gracia a vuestros superiores. Por eso yo propongo ya que no podemos confiar en los pol?ticos demosnos una oportunidad al puebo hagamos frente a nuestros problemas y luchemos por lo que creemos. Si sabemos cual es el problema busquemos una soluci?n.
Publicado por amdyaz
Domingo, 12 de julio de 2009 | 1:49
No me resulta audaz ni convincente la justificaci?n que usted propone para decir s? a un aeropuerto. Si elijo su propio camino de argumentaci?n le preguntar?a:
-?Admitir?a una obra, que se levantase una y otra vez, al lado de su casa, con una taladradora funcionando a intervalos de minuto?
-?Admitir?a un bar de copas al lado de su casa o en frente de reciente creaci?n?
-?Deber?amos entonces agradecer a v?ndalos y delincuentes sus fechor?as?
-?Deberemos esforzarnos en ensuciar a conciencia calles, parques y jardines?
Todas estas actividades generan puestos de trabajo, muchos dir?a yo y no s?lo directos, y ?es este motivo para justficarlas?
?Por qu? nos quejamos tanto en Navalcarnero de la falta de servicios si con trabajar basta para vivir dignamente?